[ Vía: Jano.es ]

Portada del Birth Journal

Según concluye un estudio desarrollado por investigadores de la Universidad de Aarhus (Dinamarca) y publicado en la revista Birth (2009;36:34-42), las mujeres que quieren amamantar a sus bebés no deberían darles el chupete en los primeros días de vida, dado que las mujeres que dan el chupete a sus bebés durante las primeras semanas de vida tienden a no seguir amamantándolos.

En Dinamarca, enfermeras registradas visitan a los recién nacidos y a sus familias inmediatamente después de que el bebé abandona el hospital. Para investigar si la lactancia materna y el uso temprano del chupete alteran el éxito de la lactancia, el equipo solicitó a esas profesionales entrenadas que visitaran a 570 madres y sus bebés.

Durante la consulta, la enfermera observaba cómo la madre alimentaba al bebé. Si la técnica no era la adecuada (el bebé, por ejemplo, no se sujetaba firmemente al pecho), la enfermera trataba de corregirlo y guiaba a la madre para optimizar la técnica, que posteriormente observaba en una segunda sesión de lactancia. En la primera consulta, transcurridos en torno a 8 días del alta hospitalaria del bebé, la mitad de las madres tenía problemas con la lactancia; los más frecuentes eran la posición del bebé o la forma en la que éste se sujeta. Unos problemas que, sin embargo, no se asociaban con la duración de la lactancia materna, aunque sí las dificultades con la succión y el paso de la leche.

No pacifier needed today - Hoy no hemos usado el chupeteLos investigadores observaron que la corrección de la técnica de la lactancia durante la consulta con la enfermera no modificó la duración de la lactancia materna. Como indicaron los Dres. Hanne Kronborg y Michael Vaeth, autores del trabajo, “la guía prolongada es necesaria cuando debe hacerse alguna corrección”. Es posible también que las recomendaciones “ideales o rígidas” sobre cómo las mujeres deberían amamantar les restaría autoconfianza y, por lo tanto, atentarían contra el éxito de la lactancia, agregaron.

Dos tercios de las mujeres dijeron que le habían dado un chupete al bebé. Su uso estuvo asociado con una menor duración de la lactancia, sin importar la técnica. El equipo concluyó, por tanto, que el uso del chupete “debería evitarse en las primeras semanas de vida si las madres quieren amamantar al bebé”.

Este estudio viene a confirmar resultados de estudios anteriores, como el realizado por L.Righard y M.O. Alade en 1987, que concluían con que disuadir del uso de chupete contribuye al éxito de la lactancia.