[ Vía: JAMA ]

Fotografía de un pezón con un piercingLa publicación científica "Journal of the American Medical Association" (JAMA) publicó un artículo en el número de junio de 2009 con el título "Asociación de los pezones con piercing y la anormal producción de leche durante la lactancia", introducido de la siguiente manera:

El piercing corporal es cada vez más popular y está más aceptado socialmente por personas de todas las edades, aunque se da con mayor frecuencia entre los adolescentes. La información actual sostiene que el haber tenido un piercing en el pezón no tiene porqué entorpecer la producción de leche durante la lactancia materna. Sin embargo, las irritaciones o lesiones producidas por el piercing podrían provocar problemas de succión para el bebé o conductos obstruidos. Este artículo presenta 3 casos de mujeres con problemas de lactancia asociados con piercings en los pezones.

Honestamente, tres casos me parecen muy pocos para poder sacar conclusiones al respecto. Mientras tanto, la Asociación Española de Pediatría, en su libro de 2004 "Lactancia materna: Guía para profesionales", asegura en la página 116:

Piercing en el pezón: La perforación del pezón no contraindica la lactancia. La madre se debe quitar las joyas antes de ofrecer el pecho.

Blogalaxia Tags: