[ Via: Journal of Pediatrics ]

Bebé tomando teta y mirando a su mamáLa lactancia materna podría estar asociada con un menor riesgo de epilepsia según un estudio de la Universidad de Aarhus en Dinamarca publicado el 14 de enero de 2011 en The Journal of Pediatrics.

Los investigadores analizaron los hábitos alimentarios tempranos de casi 70.000 niños nacidos en Dinamarca entre 1996 y el año 2000; los siguieron hasta 2008 hablando con sus madres y controlaron cuántos niños habían tenido convulsiones a partir del primer año de vida.

Los niños que habían recibido leche materna durante por lo menos tres meses tenían una posibilidad entre 135 de desarrollar epilepsia al año de vida. Si la lactancia materna había durado por lo menos seis meses, aquella posibilidad se reducía a una entre 150 y si el amamantamiento se había prolongado por lo menos nueve meses, la posibilidad de desarrollar epilepsia era de una entre 200. Una lactancia materna exclusiva durante cuatro meses ofrecía una posibilidad entre 175 de tener convulsiones más adelante.

Visto de otra forma, comparado con los niños que fueron amamantados menos de un mes, la reducción del riesgo de epilepsia después del primer año de vida es significativamente menor cuanto más prolongado es el período de lactancia materna:

meses con lactancia materna reducción del riesgo de epilepsia después del primer año de vida
3 a 5 26%
6 a 8 39%
9 a 12 50%
13 o más 59%